Noticias

La importancia de implementar rituales de vida para sobrellevar estos tiempos complejos de mejor manera.

Volver

Jessika Krohne Soletich

La pandemia sigue su curso y la incertidumbre entre las personas es cada vez mayor. Se puede percibir una gran desesperación entre los ciudadanos, ya que nadie sabe que va a pasar realmente con esta emergencia sanitaria. Llevamos 14 meses en esto y no sabemos hasta cuando durará. Los problemas psicológicos se han acrecentado.

Esta situación, además, ha llevado a vivenciar otros problemas complejos como la desigualdad social, donde se pueden observar comunas que hace meses están en cuarentena, mientras otras localidades, un par de kilómetros más al nororiente parecieran vivir una vida como si nada pasara. Los centros comerciales están todos abiertos y los restaurantes llenos de personas “disfrutando” de una vida normal.

Sin ir más lejos, pudimos ver este fin de semana  pasado (21 de mayo) una gran fila de autos abandonando la capital, muchos con permisos falsos o inventados, mientras que otras personas no han podido salir de su hogar durante meses. ¿Qué está pasando? ¿Está fracasando el plan paso a paso?

Definitivamente las medidas no están siendo justos para todos. Eso genera en muchos ciudadanos una tremenda rabia, molestia y desesperanza.

Como la vida en este momento no nos da seguridad ni certeza y muchos de nosotros tenemos la sensación de que hemos perdido el control que teníamos sobre nuestra vida y que ésta nos está controlando a nosotros, tenemos que tratar de otorgarnos nuestra propia seguridad y brindarnos bienestar a través de rutinas que podamos establecer en el día a día. Momentos para detenernos y observarnos a nosotros mismos.

Es fundamental tener rituales en la mañana cuando nos levantamos y en la noche cuando nos vamos a dormir. Eso nos brinda mucho bienestar y tranqulidad. Además, planifiquemos el día, para poder aprovecharlo de mejor forma.

En la mañana, tratemos de tener la siguiente rutina:

·         Despierta 15 minutos antes de lo habitual y empieza el día con más calma. Notarás como esos minutos pueden hacer la diferencia en el día completo.

·         Toma un vaso grande de agua en ayuno para rehidratarte.

·         No tomes el celular aún. Conéctate primero contigo mismo/a

·         Respira profundo y hace un repaso de tu día para planificarte mejor.

·         Dúchate a consciencia y hace de ese momento un ritual agradable.

·         Toma un desayuno sano y rico.

·         Deja un espacio para ti.

·         Si alcanzas, haz ejercicios o date una pequeña vuelta para energizarte.

Para mejorar la calidad de vida, también ayuda mucho tener un ritual nocturno antes de dormir:

·         Organiza y planea el día siguiente:

-       Haz una lista de tus pendientes.

-       Prepara lo que necesitas para mañana.

-       Revisa tu agenda.

 

·         Visualiza y agradece:

-       Haz un ejercicio de visualización sobre tus metas y objetivos.

-       Agradece todo lo que este día trajo.

 

·         Haz una actividad que te relaje antes de dormir.

-       Lee un libro.

-       Realiza ejercicios relajantes.

-       Una ducha o baño caliente pueden ayudar mucho para relajarte también.

-       Lleva a cabo una meditación que te ayude a desconectarte

 

Tratemos de implementar estos consejos para tener una mejor calidad de vida. Pequeños cambios pueden hacer una gran diferencia.

 

 

Casa matriz

Sucursal

Contáctenos

Ingrese nombre:

Ingrese correo:

Ingrese teléfono:

Ingrese comentario:

Desarrollado por