Noticias

El divorcio en Chile. Una realidad en aumento.

Volver

2010-09-08

En noviembre cumpliremos 6 años de vigencia de la ley de divorcio y este aniversario nos sorprende con la noticia de que la tasa de divorciados en Chile es una de las más altas a nivel mundial en la última década, así lo publicó la organización Separados de Chile, en un estudio. Según este estudio, han aumentado las separaciones legales en este país en un 517%, ocupando el primer lugar de las alzas a nivel mundial y se encuentra en el octavo lugar entre los 20 países con las tasas más altas del planeta. ¿Qué ha pasado en este país, donde los matrimonio tienen cada vez una duración más corta y los divorcios aumentan cada año considerablemente?

Si analizamos el país Chile por si solo, se puede decir que éste ha hecho grandes avances en el aspecto social, acercándose cada vez más a un país desarrollado. Con respecto a la esperanza de vida, Chile ocupa nuevamente los primeros lugares en el ranking de América Latina, junto a Cuba y Costa Rica y la tasa de mortalidad infantil registra un descenso de 41 % en el último decenio. Los recién nacidos en Chile a inicios del Siglo XXI tienen una expectativa de vida en promedio de poco más de 77 años (80,4 para las mujeres y de 74,4 años para los hombres), casi el doble de estimada en su momento para quienes nacieron a comienzos del Siglo XX. La esperanza de vida al nacer en la década de los 90 era de 74 años.

Estos datos hablan muy bien de las políticas publicas de Chile, pero junto a estos avances a nivel mundial, también se observa cada vez una mayor intolerancia, pragmatismo e individualismo en nuestra sociedad, lo que se suma a la nueva figura de compensación económica, donde cada vez es más común percibir dos sueldos en un hogar, lo que invita a maridos y esposas a divorciarse ante el más mínimo problema en su convivencia.

¿Cómo poder prevenir esta situación? Según Ricardo Viteri, presidente de Separados de Chile, la principal causa de esta situación es la ausencia de políticas de prevención de separaciones, y de fortalecimiento de la familia, como existe en países como Estados Unidos, por ejemplo y donde las separaciones se han reducido a la mitad.

Respecto a las causas habituales de divorcios, tales como infidelidades o problemas económicos, el presidente de Separados de Chile señaló que el apoyo del Estado prevendría todas esas situaciones.

Si bien es cierto, que el estado podría ser un aporte para prevenir los divorcios, es necesario tomar otras medidas para frenar estas tasas tan elevadas, ya que el divorcio tiene muchísimas consecuencias nefastas para la sociedad, empezando por los niños que son los más afectados y que terminan viviendo en una familia dividida.

Casa matriz

Sucursal

Contáctenos

Ingrese nombre:

Ingrese correo:

Ingrese teléfono:

Ingrese comentario:

Desarrollado por